lunes, diciembre 29

Un año terminando...


Un año se está yendo. Va siendo hora de analizar que pasó y que esperamos. Valdrá la pena? Siempre lo hacía y hasta ahora ...no cambió nada al comenzar el nuevo. Es que en lineas generales no tenía quejas mayores. A ver. Si, una de sus hijas se había ido a vivir a Mexico. Pero fue el año anterior. La seguía extrañando, pero este año viajó a verla y su hija vino dos veces...no estaba tan mal. La veía feliz con su pareja y eso bastaba para que ella se tragara su pena.


El trabajo no le faltó y su salud estaba en regla. Al quedarse viuda sufrió mucho para criar a sus hijos...pero ya estaban todos encaminados. Ella, hacía varios años que vivía nuevamente en pareja y actualmente, con la jubilacion de el, estaban más unidos y compañeros que nunca.


Que pasaba?...A pesar de su análisis...no estaba feliz. Se dijo que la felicidad son solo momentos. Pero en general no lo notaba. Tenía como una sombra a su alrededor.


Comenzó a rebobinar para atrás. Con su primer marido, no estaba muy segura de haber sido dichosa. Se había casado como muchas chicas en esa época. Como un mandato de la sociedad. Muchacho buen mozo, buena posición, familia seria...ya está. Casada y con casa propia. Salir de su cómodo nido familiar y empezar a regentear una familia, de dos en ese momento...pero pronto de tres, cuatro y cinco.


Todo el día ocupada con los críos. Dejar los estudios y dedicarse a pleno.


Se quedó viuda joven. El murió de un infarto. Si se hubiera casado con el novio anterior hubiera sido peor. Ese estuvo muchos años postrado antes de irse hacia donde haya ido...el muy canallita. Que menos mal que se dio cuenta a tiempo de que era un veleta.


Así las cosas...su vida no estaba tan mal...que más quería?


Bueno, se dijo, mejor que no piense más. Tomó el diario...leyó algo y lo cerró. con esto me deprimo más. Mejor prendo el televisor...Hmmm las noticias...No!! Comprendió la razón de su estado. El mundo está loco. Por más que uno quiera, ese rum-rum de noticias nefastas, de locuras, drogas, asesinatos, raptos, políticos, malos augurios ...Nunca una cosa buena??


Millones de personas están muy mal. Guerras y hambre por todos lados. Lucho con mi corazón todo el tiempo. No sé hacer más que lo que puedo...y trato de hacerlo lo mejor posible. Pero creo que para que no nos ahoguemos todos en un mar de penas y desesperación, alguien debería darnos una buena noticia...Tan sólo una por día. No pido mucho. Un salvavidas al que aferrarse.!!


Reaccionó. Creo que soy muy ingrata si pido algo más. Mejor me voy a ver a la vecina...Me parece que a esta altura del mes...ya no debe tener nada en la heladera. Al fin, se dijo, no es en las pequeñas cosas diarias que podemos hacer algo por los demás?


No sabía si era "algo", pero se sintió menos infeliz y ya estaba sonriendo cuando tocó el timbre de enfrente.

jueves, diciembre 11

CANTOS NUEVOS


Un acorde sin bordonas

Diáfano, vivo, melodioso.

Un repicar de campanas a victoria.

Una etapa superada

ya ganada.

La lucha seguirá con cada día

Pero la fuerza de la vida y de los sueños

vencerá al desgano, y el desaliento

dejará paso a una luz superadora.

Vamos entonces a escuchar el coro

que canta ánimos y siembra vientos nuevos.

Vamos a inundar de sol y música

la tierra de esperanza prometida.

Vamos a festejar cada mañana

Agradecer el cariño por las tardes

Y entregarnos cada noche al lecho

con la paz de la pelea superada

Con la alegría de una nueva madrugada.

Amigos mios...

los milagros existen, yo doy fe.

Adelante con nuestras utopías.

Vale la pena vivir

Gozar la vida con sus vaivenes locos, sus opuestos.

No bajemos los brazos todavía...

viernes, diciembre 5

Molestias bellas


Llegó algo cansada. Puso la fruta y el pan sobre la mesa y se sentó pensativa. A pesar de que se había prometido seguir su vida como si nada, no lograba hacerlo. Advirtió que a esa hora, no tenía por que extrañarlo. Su lugar estaba habitualmente vacío, era horario de trabajo. Pero en ese momento era como si una enorme brecha se hubiera abierto en el piso. Mas ausente que nunca su figura.

Empujó con las dos manos los paquetes y apoyó su frente en la mesa. Trató de recordar todo lo que la molestaba de su presencia. Fue recorriendo cosa por cosa, cada detalle de su convivencia. Tardó bastante, por que a medida que recordaba, algunas molestias le parecían simpáticas, otras tiernas y las demás...producto de su personalidad.

De pronto sintió que estaba vieja y gruñona y que no había sabido comprender las señales de complicidad en las cosas pequeñas. Que lo había dejado marcharse y estaba muy arrepentida.

Fue hasta la computadora y mandó un mail urgente:

Vuelve, la casa y yo te extrañamos. Las flores se marchitan, el canario no canta y estoy deseando ver tus zapatos desparramados por la casa, la toalla en el piso del baño y tu taza de café por cualquier parte.

Creo que eso es mucho amor. Y quiero saber que te molesta de mi...para saber cuánto me quieres.

sábado, noviembre 29

Era de madrugada


Era de madrugada

cuando despertó su cuerpo cansado.

Su cuerpo despierto que no coincidía.

Estaba su mente dormida.

Muy lejos dormía.

Había caricias de algas viajeras velando su sueño.

Brisas musicales que la enmudecían.

Ella era feliz.

Por que despertarla?

Había razones que no se entendían.

Dolores de siempre, no correspondidos.

Mejor olvidarlos, dijo su conciencia.

Quédate en la arena, juega con el agua,

camina esa playa.

Ya vendrán momentos de malas pasadas.

No es esta la hora.

Ahora, es mi movida.

sábado, noviembre 15

Decision


Por el rabillo de sus fríos ojos, se filtraba un rayito de ternura.

Se le escapaba un soplo tibio por las comisuras

de sus labios apretados.

Por más que tratara de impedirlo

era más lo que empujaba desde adentro

luchando por salir a revelarse.

Es inútil, pensó. Se dará cuenta.

Sabrá que no vivo en esta ausencia de futuro,

de esperanza, de recuerdos rescatados.

El tiempo borra o idealiza la memoria de los días

transcurridos.

No era su caso.

Ella notaba las dos caras de la historia ya vivida.

Y sin embargo se empeñaba en borrar todo lo malo

en suavizar los contornos deformados y establecer

una dicha suspendida.

Trató de parecer indiferente.

Que no pensara que su pecho le temía.

No era el momento de mostrar temor, de morir,

era el momento de sacar su valentía.

Demostraría con orgullo su bravura.

moduló su mejor voz para decir, no quiero.

Dio media vuelta y se alejó

dejando a la muerte llorando resentida.

domingo, noviembre 9

Reina apocaliptica


Salian a borbotones sus palabras

Cataratas de balbuceo sin sentido

Un rictus amargo, la mirada girando alrededor.

Se sentía confundida en su papel de reina salvadora.

Sus resentidos seguidores la miraban

Esa era ella! A donde ella fuera...la seguían.

No importaba si una y otra vez cambiaba el rumbo

Si caminaba, ellos lo hacían.

Hacia un lado, hacia otro, encolumnados.

Sin preguntas, solo oyendo las visiones de locura

que ella anunciaba cada día.

Entonces comprendí.

No era culpable.

Ellos eran los que la sostenían.

Si no había seguidores embobados

su reinado no se mantenía.

martes, noviembre 4

Escribime..


Querida Julieta:

Hace rato que no se nada de tu vida. Quisiera saber como andan tus cosas. No se por que te alejaste tanto. Siempre fuimos muy amigas.

Si es por lo de Gerardo, no te hagas problemas. Yo, ya ni me acuerdo de su voz, y eso que era lo que más me agradaba de el. No te culpo de nada. Entre su bonito tono, tan de locutor en off, y su arte para envolver a la gente...era muy difícil escaparse. Sé que no intentaste nada para conquistarlo...creo que la culpa fué suya.

Supe que hace unos días te dejó. Tontita! Tendrías que haber imaginado que era igual con todas...los tipos así...no cambian. Hoy con mi amiga, mañana con la tuya. Por que Marta era amiga tuya, no? Bueno, tampoco es culpa de ella. No le tengas rencor.

Ni siquiera le guardo rencor a el. Tal vez ande buscando su gran amor, o sea inestable y necesite un sicólogo, o vaya por la vida cazando incautas...que sé yo.

El hecho es que con tu oportuna intervención, a mi me cambió la vida.

De estar siempre amargada y celosa, pasé a la depresión. Pero poco a poco la superé y empecé a ir al club. Te acordás? Como cuando íbamos juntas.

Jugando al tenis, conocí a Matias. Un muchacho genial! Es algo menor que yo, bastante. Pero es muy maduro y todos dicen que no se nota la diferencia, por que yo estoy rejuvenecida y me hice algunos "toques" que me mejoraron mucho.

Estoy en las nubes! Me parece mentira tanta felicidad!

Perdoname por contarte esto...se que ahora estarás en una mala etapa. Pero te aseguro que pasará.

No dejes de contestarme. Mejor aún, si me visitas y charlamos un rato. Hasta podemos ir al club. Algunas de nuestras viejas amigas aún van.

Lo que quieras. Eso si, no me pidas que te presente a Matias.

Espero tu respuesta para que nos veamos pronto.

Un beso de tu amiga.....

Ana

domingo, octubre 26

Buenos Aires, Montserrat.























Vivo en uno de los barrios mas antiguos de la ciudad de Buenos Aires. Monserrat, o Montserrat,como debería decirse ya que se llama así en honor a su parroquia, que fue construida en 1750 por el arquitecto Antonio Mansella, a pedido del chacarero catalan, Juan Pedro Sierra. Desde entonces, alberga una réplica de La Moreneta.
Veo cada día desde mis ventanas su hermosa cúpula.
Resulta, que nací a escasas cuadras de aquí...pero no fué hasta ahora, desde hace seis años, que volví a mis fuentes.
Estoy enamorada de esta zona...de sus edificios, sus cúpulas, que son como un paisaje dentro de otro más moderno, más actual.
Me siento como una turista caminando sus calles...y esto se refuerza ahora.
Casi no se oye hablar en castellano-argentino. Peruanos, bolivianos, uruguayos, paraguayos, chilenos y de otros países sud o centro americanos en menor medida, hubo siempre y están integrados a nuestra vida. Pero ahora no solo se oyen estos acentos o los europeos o los americanos del norte. Hay idiomas y vestimentas que no se pueden descifrar facilmente. Y los extranjeros parecen ser más que los que vivimos por aquí.
A mi siempre me alegró que fuéramos un país tan cosmopolita, donde cada uno de nosotros llevamos sangre de varios lugares del mundo. En este momento, ir a hacer las compras, significa viajar por otros países. Conversar y oír hablar en portugués, ingles, francés...una señora española me pregunta por el mejor dulce de leche, una estudiante canadiense por un aceite neutro y unas brasileras...por el aceite de oliva !!
O sea que ir al mercado, es dar la vuelta al mundo!
Bienvenidos todos. Perdón a los que no entiendo...espero haber acertado los gestos...y que hayan comprendido los mios.
Le dejo unas ilustraciones del barrio...a ver que les parece. Y seguiré contándoles de Buenos Aires...con el secreto deseo de que vengan y así poder conocerlos.

sábado, octubre 11

Hermanas


Sentada en el tren, la vista fija en su falda donde reposaba un pañuelo que antes había estrujado y ahora intentaba planchar con caricias firmes. Una y otra vez, en forma casi obsesiva, iban y venían sus manos, tratando de arreglar lo antes hecho. Doblaba, desdoblaba...era una forma inconsciente de enderezar conceptos y recuerdos de su pasado.


Estaba viajando hacia su hermana. Esa que no veía desde hacía 23 años. Ni siquiera recordaba bien, qué las había separado. Las cosas nacen pequeñas y se agrandan desmesuradamente en una pelea. Por que recordaba que había sido una pelea...pero no su comienzo. Se habían metido en ella, parientes, amigos...todos dando su parecer y ampliando sin darse cuenta, el universo del conflicto. Ella sintiendo los tironeos de los bandos, había decidido...sin decidir por convicción.


Su hermana se fue y ella no hizo un solo movimiento por retenerla o hablarle.


Todos esos años pasaron. Hasta que su hermana, mejor que yo, pensaba, decidió tomar la iniciativa y la llamó por teléfono.


No pudo evitar las lágrimas cuando oyó su voz. Con sólo una palabra, toda su infancia, su juventud, se mostraron ante sus ojos asombrados y su alma se llenó de amor.


Como pudo estar tanto tiempo sin verla, sin escucharla, sin saber de su vida?


Su hermana no esquivó el tema...le dijo que lo que fuera que pasó, ya estaba borrado hacía rato y que deseaba más que nada en el mundo...encontrarse con ella.


Le dijo que no podía viajar, por el momento...pero que se hablarían todo lo posible. Al segundo llamado...decidió que viajaría al otro día. Ya no podía esperar.


Ahora, estaba nerviosa...o mejor ansiosa. Como estaría su hermana? Era un poco mayor que ella. Le había notado la voz como..cansada o triste. No la recordaba así. Estaría enferma? Tal vez no se había cuidado, estando sola...


Entonces recordó como su hermana le trenzaba el pelo para ir a la escuela, también le preparaba las tostadas como a ella le gustaban, y recordó su mano firme, cuando la tomaba del brazo para cruzar la calle. Como había podido olvidar eso? Como pudo olvidar sus primeras confesiones y los consejos de ella?


Como...tantas, tantas cosas!!


Ahora estaba rezando...deseando saber que estaba bien. Que estaría tan feliz como ella de encontrarse...También le agradecía a Dios que hubiera iluminado a su hermana para que la llamara...y pedía perdón por no haber sido ella.


De una cosa estaba segura, pasara lo que pasara, nunca más se separaría de su hermana. Estaba decidida a quedarse el resto de su vida con ella. Por algo se habían quedado las dos solas. Sus otros hermanos tenían a su familia. Hizo una pausa en sus pensamientos, guardó el pañuelo, y...nuevamente rezó, esta vez para pedir la salud suficiente para cuidar y mimar a su hermana hasta el fin de sus días.

martes, octubre 7

Determinación


Desde hacía varios días...sentía como una sombra húmeda pegada a su cuerpo. Como si algo o alguien lo siguiera a todas partes. Era una sensación rara. Al principio le dio miedo. Como si viniera del más allá.

Analizando las cosas con tranquilidad, llegó a la conclusión de que era algo así como un ataque de pánico. No se explicaba por qué.

Estaba inquieto, decaído, nervioso y no notaba que su mujer lo observaba preocupada primero, y luego ya no le hablaba.

Llegó a pensar que una de las causas de su pánico, era que desde un tiempo atrás notaba que no había alegría en su trabajo. Ni dentro de el, ni por los alrededores. Sus compañeros, luego notó, estaban serios y callados. Se enteró que había habido despidos, no en su área...pero...eso podía contribuir a su estado, que parecía un sueño dentro de un sueño, más parecido a una pesadilla dentro de otra.

Cuando a su peor día le llegó la tarde, al entrar en su casa vio una valija junto a la puerta. Tan cerca de ella que parecía que alguien la hubiera apoyado al entrar apurado...o...que alguien estaba muy apurado por irse.

Primero pensó en la hermana de Susana. Vivía en Italia...tal vez una visita..pero cuando levantó la cabeza..vio los ojos de su mujer...y comprendió todo. Así como no había dado señales de lo que haría...parece que tampoco pensaba explicar demasiado. Solo dijo, me voy.

Estaba claro que no había mucho para explicar. Siempre habían sido una pareja unida, compañera, casi un ejemplo para sus amigos. No supo que preguntar, que decir. Ella murmuró algo como...las cosas no andan bien..no podemos seguir.

El no salía de estupor, solo preguntó a donde vas?. Susana contestó que no sabía bien...por ahora a lo de su amiga Marta. Después vería...

Sin más, salió de la casa dejando el aroma de su perfume y un vacío denso, que le quedaba perfecto a su pesadilla.

Cuando dejó el saco en el sillón, vio algo sobre la mesa. Un telegrama, abierto. Era el de su despido.

Pensó, todo junto. Aún en su estado, recordó el dicho . Cuando el hambre entra por la puerta...el amor sale por la ventana.

Recién en ese momento pudo despegarse de su irrealidad. Recordó que había leído que en las malas épocas...es cuando más divorcios hay y que por la crisis de Wall Street se estaban divorciando muchos....había llegado a su casa?

No podía creerlo. Ya habían pasado por otras malas épocas....Habría sido su estado de pánico lo que la impulsó?

No pudo evitar llorar. Se compadecía de sí mismo, del mundo, de todos los que estarían en su misma vereda...menos de su esposa.

Un soplo de rabia e impotencia, le empujó la tristeza hasta el país de la ira. No se iba a detener. Como Susana ...no sabía bien que haría. Eso si. De una cosa estaba seguro. Comenzaría una nueva vida, sin computadoras, en otro lugar, de ser posible, sin horarios matutinos y por supuesto...sin ninguna Susana.

Esa noche misma...saldría de juerga con sus amigos, cosa que no hacía nunca, y quemaría sus últimos pesos con el alcohol de los bares. Eso si, el lunes buscaría lo que ya estaba creciendo en su interior. Vivir libre, sin el famoso status que Susana quería, sin obligaciones "oficinistas" ni jefes a quienes soportar...sin cuotas. Como cuando era un joven hippie. Si señor. Era su última oportunidad de vivir como quería...hay que mirar la parte positiva de las cosas.

Con la misma decisión de Susana, fue en busca de la agenda...para llamar a sus amigos.


domingo, septiembre 28

Cumpleaños


Ayer me festejaron mi cumpleaños. Me agasajaron amigos y parientes. Mis nietos, tres de ellos músicos, me dieron un pequeño concierto y fue una noche inolvidable. Digamos que un premio a tanta lucha y padecimiento. Lo que queda claro, es que sentirse rodeado de tanto amor...compensa cualquier dolor...por duro que sea. Esta muestra de cariño que vengo recibiendo durante toda la semana y que por momentos, hasta me pareció demasiado. Si es que lo merezco...bienvenido. Pero si no...tengo mucho que hacer para retribuirlo.
Me siento reconfortada y fuerte para seguir. Feliz y plena. Animada para enfrentarme contra todo. Es el milagro de la ternura. El remedio para todos los males.
Estoy llena de agradecimiento. A los que pudieron estar conmigo. A los que no, pero me hicieron llegar sus buenos deseos. A los que ya no están...pero viven en mi. A todos los que contribuyen de una u otra manera a mi estado de gracia actual.
Los quiero. Los llevo por todas partes en un fuerte abrazo apretado y continuo.
Gracias...gracias.

domingo, septiembre 14

Retoños del pasado




Ella esperaba ansiosamente

que crecieran sus sus ramas hacia el cielo,

verdes.

Pero se fue,

muy lejos en el tiempo.

Ahora

sus sueños la sientan

bajo el viejo pino que fue

mientras mira al vecino sauce ausente

que se hamaca mansamente

y escucha las melodías de las voces familiares

mezcladas con el viento...

y ve pasar las sombras de sus perros...

jueves, septiembre 11

La maestra


Se levantó, tempranísimo...como todos los días. En realidad podía dormir un poco más los domingos...pero estaba tan acostumbrada, que seguía despertándose a la misma hora. Al pasar para la cocinita, muy humilde pero alegre y limpia, miró el almanaque y vio el día esperado...el del maestro!
Estaba preparando una sorpresa para festejar ese día con los chicos. A ellos había que festejar por venir todos los días, hiciera el tiempo que hiciera, a sus clases. Algunos tenían un caballito, algún pariente que los dejaba de paso. Un grupo se había fabricado un carrito que arrastraban los más grandes para llevar a los más pequeños y llegar más rápido. La mayoría...caminaban a través de caminos muy difíciles y escarpados.
Estaba sola en esa escuelita. Muchas veces sentía que Dios se había olvidado de ella. Pero en cuanto llegaban los chicos.....Todo era bullicio y se sentía en el cielo.
Los chicos fantaseaban con que fuera a visitarlos. Querían que conociera a sus padres. No podía claro, no tenía ningún medio de transporte y tampoco la fuerza y la edad para hacerlo caminando.
Ahora en este día, quería hacerle una fiesta a sus "hijos postizos". Había estudiado para ser maestra...y no existen los maestros sin alumnos!
Aprovechó la ausencia de los chicos...para preparar todo. Tortas, platos especiales. Por supuesto utilizó lo poco que quedaba de su sueldo para comprar en un mercadito, no tan cercano, lo que pudo encontrar.
Cuando llegó el 11 de septiembre, el día del maestro, sacó de su dormitorio-escondite el festín preparado...y lo llevó a el salón de clase-dormitorio-comedor.
Así eran las cosas, ya que los niños se quedaban de lunes a viernes y a veces más, en la escuela y ella era la maestra-madre-enfermera y lo que hiciera falta!
Sus sueldos eran malos y atrasados... Pero era lo que había elegido y para su gusto...se sentía completa y feliz.
Cuando vieron la comida, los chicos aplaudieron y sólo ahí...notó que ninguno le había traído un regalo. Es decir lo que hacían siempre. Manualidades fabricadas por ellos o algún dulce o pan hecho por sus madres.
Pensó que habían olvidado el día.....y de pronto...un griterio que salía de todas las gargantas y muchas manitos que señalaban el terreno que llamaban patio...la sobresaltó. Corrió para ver, y se encontró con varios padres, esos hombres curtidos y trabajadores, alrededor de un pequeño carruaje hecho por ellos y tirado por una hermosa mula, con un gran moño. Un cartel pintado por los niños...decía :Feliz día del maestro!
Entre lágrimas de alegría y abrazos a los niños ...pensó que eso era lo único que le faltaba...para poder visitarlos y conocer a sus padres...
Fué su mejor premio a toda su carrera de maestra de alma.

lunes, septiembre 1

Radio por la noche


Desde que a los diez u once años, escuchó por radio una voz que dialogaba con gente que llamaba por teléfono...supo que era eso lo que quería hacer cuando fuera grande.


Lo había impresionado con que ansiedad y entusiasmo los oyentes contaban sus intimidades y su vida, esperando que esta voz los llevara a buen puerto. Era como si hablaran con un buen padre o amigo, que los escuchaba como si todos los problemas enunciados fueran muy importantes y a la vez, conociera todas las soluciones.


No pensó nunca en la televisión. Sabía que el anonimato era la clave. Era mejor que hablar con un confesor o un sicólogo, ya que estas personas podían conocer su identidad...en cambio al locutor no le importaba quien hablaba...si no el problema a resolver...o el consejo a dar.


Era como sentirse un poco...poderoso, como un oráculo.


No paró hasta conseguir un espacio en una emisora. Con grandes ilusiones y bastante preparación como para no quedar mal parado, comenzó su programa.


Al principio, no se dio cuenta que como trabajaba durante la noche, se iba quedando sin amigos. De día dormía y de noche...no estaba visible.


Se le pasaban las horas de audición...volando. Bueno, los primeros tiempos. Pronto notó que casi todos tenían problemas parecidos. Ya no le daba tanta importancia a las voces...si no a las situaciones. Mentalmente las clasificaba. Casos de problemas de pareja, de convivencia en el lugar de trabajo, gente tímida...falta de dinero para el sustento...y algunos solitarios que se sentían acompañados por su atención.


Con los meses...aprendió que muchos llamaban varias veces y jugaba a detectarlos. No sos Juan? preguntaba...claro, lo ayudaba recordar también, cual era el tema en cuestión. Se olvidaba de su soledad tratando a la gente como conocida, pero en el fondo, comenzó a extrañar no tener una pareja, salidas con amigos...


En un momento dado...una voz femenina comenzó a hablarle todos los días. Le costó identificarla. Ella cambiaba de nombre...y hasta de tema!


Poco a poco la fue conociendo...pasó a esperarla...y luego a enamorarse de esa pequeña luz en la oscuridad del estudio solitario.


Por más que intentaba saber quién era, preguntarle algo que lo acercara...ella se arreglaba para escaparse o cambiar de tema...y hasta para cortar el teléfono fingiendo que alguien escuchaba.


Cuando había llegado casi a la desesperación...y con pocas esperanzas de encontrar a su amada invisible, salió un día de su casa más temprano que de costumbre para hacer unos trámites. En el pasillo de entrada se cruzó con una mujer muy bonita, que después supo era su vecina de enfrente. Cuando ella lo saludó con una sonrisa elocuente...tuvo que apoyarse en la pared...para disimular.


Adivinen de quién era la voz? Si, era la lucecita que a no ser por la radio...nunca hubiera encontrado.

lunes, agosto 25

Buscando mi infancia


Buscaba mi infancia... Como no sabía cómo hacerlo, pensé en mi hermano. Eramos tan unidos, que si lo encontraba a el, seguro estaría cerca . Pensé que haríamos con unas monedas en el bolsillo. El quiosco de al lado de casa, pensaba en el sueño, tal vez no estaría en el mismo sitio. Lo más sensato, pensé, era ir a la panadería de nuestra infancia. Esa existía aún...hacía poco tiempo que la había visto al pasar por ahí.
Cuando llegué a la panadería, estaba cerrada. Una persona me indicó amablemente...que intentara por una puerta lateral...Ahí, me dijeron, nunca dejamos de venderle a los chicos.
Entré a un pasillo ancho y bastante obscuro. En el fondo, un mostrador precario y largo. Detrás de el, se desplazaban de un lado para otro...como atendiendo pedidos, varias personas vestidas como en los tiempos barrocos, incluso, se oía música de Mozart sonando suavemente por todos lados. Esto, pensé...es lo más parecido a un Paraíso exclusivo para niños.
Efectivamente...me atendieron con mucho cariño y me preguntaron que golosina deseaba. Yo, algo avergonzada, les conté mi búsqueda. No se asombraron, al contrario. Me dijeron que podía probar en una plaza de la otra manzana. También en un lugar para jugar, a mitad de cuadra. Como no sabía a que se referían...me dieron las explicaciones de cómo llegar...y me describieron la fachada del edificio.
Recordé vagamente un lugar así...pero recordaba que allí había un terrenos baldío.
Decidí pasar por ahí primero, más por curiosidad...para ver como era.
Enseguida encontré la fachada mencionada. Una escalera angosta con paredes a sus lados, llevaba al primer piso-entrada. Cuando empujé la`puerta, en vez de un salón, o algo parecido...encontré un parque de ensueño. Estaba iluminado como de día y varios chicos jugaban alegremente subiendo y bajando lomas y árboles de todo tamaño.
Noté que eran algo más pequeños que nosotros. Calculaba unos diez años para mi hermano, uno más para mi...
Cerré la puerta y decidí ir para la plaza.
Aunque afuera era de noche....ahí también brillaba el sol. Como si los niños llevaran la luz dentro suyo y la volcaran por donde fueran.
Encontré niños de nuestra edad. Pregunté por mi hermano. Con naturalidad me respondieron que solía estar cerca de donde se jugaba a la pelota o a los autitos. Yo sabía, no sé como, donde era.
Allá fui casi corriendo...y cuando estaba llegando...divisé a mi hermano que saliendo del juego...iba en busca de la pelota. Pasó acalorado y sonriente delante mio...sin verme. Y enseguida entendí que pasaba...por que a los gritos y dirigiéndose a dos niñas que estaban sentadas mirando su álbum de figuritas, dijo...¿vieron que gol? ¡Lo maté al arquero!...
Una de esas niñas...era mi amiga Marta, la otra....era yo.

martes, agosto 12

MAS PREMIOS DE PAQUI


Blog joyas para el alma. Se trata de premiar a bloggers que plasman ciertos valores en sus blogs, trasmitiendo amistad, solidaridad, amor, que ayudan a reflexionar y ser mejor persona. Me lo ha concedido PAQUI




Gracias por considerar eso de mi blog. Me siento muy orgullosa y espero mejorar cada día.


Las reglas son:


1) Si fuiste premiado, escribe un post, e incluye a cinco blogs que reúnan estos valores.


2)Haz en tu post un link al post de Premio, para que se pueda encontrar el origen de este premio.


3)Muestra con orgullo el Joyas para el alma,con un link al post que tu escribiste.


Lo entrego a:










Arbol de la vida


Este árbol de la vida, es un símbolo de amistad entre todos los que nos comunicamos a través de nuestros blogs. Por lo tanto es para compartir. Todos pueden tenerlo y me alegraría que lo colocaran en su blog. A mi me fué concedido por:
PAQUI http://tierradenomadas.blogspot.com
Gracias por compartir y felicitaciones para todos!

lunes, agosto 11

PREMIO ESFUERZO


Mi amiga Freyja siempre se acuerda de mi. Me ha otorgado este premio. LLegó justo cuando estaba bajando mi pequeño homenaje a todos ustedes. Por lo tanto, y con su permiso, lo voy a compartir con todos mis amigos bloggers. Si tienen tiempo, les pido que lo lean y acepten este premio conmigo.
Visiten a Freyja, adorable poeta, en www://lagrimasdefreyja.blogspot.com

La fuerza y mi estrategia


Se necesitan fuerzas, valor, perseverancia, buena predisposición, sentido del humor...la lista es larga...pero sobre todo, ganas de vivir! Todo esto junto, es problemático, pero no imposible.

Los seres humanos nos vemos enfrentados a momentos difíciles y la mayoría de nosotros, soportamos más de lo que nos habíamos imaginado.

Hay personas que para sobrellevar estos sucesos, acuden a la fe, los grupos de ayuda, sicólogos...etc.

En mi caso, tengo mi propia estrategia...y mi propio ejército para llevarla a cabo.

Mi estrategia es sencilla. Quiero vivir...y de la mejor manera posible. Creo que como todos. Para eso, recurro a mi fe. También se que todos tenemos un destino marcado, y es Dios quien decide. Por lo tanto solo puedo pedir por mi alma y sentirme feliz con lo que me fue dado, que no es poco.

Levantarme cada mañana agradecida y lo mejor predispuesta posible. Nutrir mi espíritu y gozar cada minuto de vida.

Tratar de comprender lo malo y aceptar alegremente lo bueno. Cuidar mucho las pequeñas cosas que significan tanto, reír todo lo que pueda....y sobre todo, luchar, luchar, luchar .

Para esta batalla, tengo a mi ejercito de amor a tiempo completo.El amoroso cuidado sin claudicaciones de mi compañero de vida, mi esposo.

La ternura, la dedicación y los mimos de mis hijos, los propios y los políticos.

Los besos y la compañía de mis cariñosos y mimosos nietos.

El cariño de mi hermano que reune en una persona, a todos mis antepasados y niñez...que me apuntalan.

Por supuesto a mis médicos y sus asistentes. Sin ellos...nada sería del todo posible.

Y por si fuera poco...la gloria de tener amigos que no fallan ni un día y rezan por mi.

Con todos ellos, estoy librando estas batallas.Largas. Pero voy ganando una a una.

Espero que esta lucha, me dé la victoria.

No me quejo, ni me quejé nunca, de lo que me ha tocado. No pierdo tiempo en lamentarme y sigo adelante con optimismo.

Solo deseo y espero a cambio, que las personas que quiero, y entre ellas incluyo a mis amigas y amigos virtuales de blog, no bajen nunca los brazos ante una situación desfavorable , sigan viviendo intensamente los buenos momentos y olviden con rapidez los malos.

No es tan difícil, verán. Es, como dicen ahora, una cuestión de "ACTITUD" .

Salud y felicidad para todos...es mi deseo.

martes, agosto 5

No me llames...


El teléfono sonaba y sonaba....insistente, molesto, apremiante...al menos a mi me parecía. No pensaba contestar. Ayer fue la ultima oportunidad. No habrá otra. Me resulta desconocido. Si, ya sé que hace meses que salimos,seis, para ser exactos. También es cierto que lo quiero...o que lo quería.

Ya desde el principio me resultaba extraño. En medio de una conversación, se quedaba colgado y me decía...como me dijo una bloggera de...no se, Sumatra...tal cosa. Quedaba simpático. No tengo nada contra Internet. También yo a veces me cuelgo horas con la computadora...pero después se me pasa. El, como te explico?...es como si viviera nada más que para eso.

Para tratar de comprender...me metía en sus blogs y leía los comments. Sabes que no entendía nada? Hablaban en clave...era como...otro idioma.

Un día me dí cuenta, de que en realidad estaba...coqueteando, flirteando con las lectoras. Una vez noté que una bloggera, le comentaba cosas que habían pasado juntos!! Se habían visto!!

Para comprobarlo, me metí en los comentarios. Imitando el estilo de las otras , le mandé uno anónimo.

Seguimos varios días...el estaba intrigado, creo. Cuando me pidió el mail para acercarnos más...me borré.

Ayer lo cité. Todavía estaba indecisa...pensaba que a lo mejor...eran cosas de celosa.

El estaba allí "virtualmente", en realidad estaba en el blog...por que de repente me dijo...me perdonas? Tengo que ir a casa a escribir algo antes de que me olvide...

Lo que le dije enfurecida...no tiene cabida en ningún blog decente...

lunes, agosto 4

Otro premio...

Este Premio Brillante me fué otorgado por PAQUI. Me siento feliz, por su dedicatoria.




Gracias PAQUI www://tierradenomadas.blogspot.com

A mi vez, le dedico este premio a todos mis amigos de blog, que ya son muy cercanos a mi corazón.

martes, julio 29

Misterios de una noche


Le llegó de pronto. No recordaba si estaba dormida, creía que no. Primero fue un pequeño estremecimiento, como un escalofrío. Después, nítido, ese aroma a albahaca. Pasó una sombra cerca de ella...Como cuando una nube se interpone entre el sol y la tierra...y luego vuelve a salir el sol. Salvo, que las cosas cambiaron en ese momento. Ya no sabía en que lugar estaba.

Empezó a mirar a su alrededor...y lo que veía...era un paisaje que sentía conocido, pero que en realidad...no conocía. No entendía muy bien, pero estaba segura de que no estaba ni siquiera en el mismo país.

También era de otra edad, más joven...eso no era raro...siempre en los sueños o en el terreno imaginario, nos vemos más jóvenes, pero en este caso...era casi una niña!

En medio de este desasosiego mental, se le acercó una señora,que ella supo, sin saber cómo, era su madre.

La acarició levemente al pasar. Y le advirtió que tenía servida su comida. Sería ese el aroma que había rescatado su recuerdo? No. de algo estaba segura. No se trataba de su infancia. Al menos no de su infancia real. La que ella conocía y comentaba con sus hijos.Tal vez ...no. Ella nunca había creído en la reencarnación. Pero de donde salían estos fantasmas ?

Lo más raro era que reconocía la casa, el jardín y su habitación...como propios. Sabía sin dudar hasta lo que estaba guardado en los cajones.

Se sentó frente a la mesa, con el lindo mantel que reconocía....y comió con gran apetito, la rica comida...que siempre le había gustado...al menos, eso sintió.

Corría una brisa con olor a flores silvestres y cantaban y piaban algunos pájaros, que no logró ver. Supuso que estaba en un lugar rural. Y viendo a su lado una flor amarilla...la cortó y la colocó en su pecho.

De pronto...una nueva sombra...y todo volvió al presente.

Pensó que había dormitado sin saberlo....pero su sala...olía a albahaca. Cuando se levantó para buscar esa aromática huella del pasado, de su pecho...saltó una flor amarilla sobre sus pies.

miércoles, julio 23

PREMIO COMPROMISO


La dulce Freyja me ha otorgado este premio Gracias Freyja y a tu hermoso blog http://lagrimasdefreyja.blogspot.com
Lo compartiré con los siguientes bloggers amigos:
Las condiciones al recibirlo, son:
1º Nombrar y linkear a quien se los entregó
2ºCompartir con 8 blogger's amigos
3ºAvisar a qyuienes lo reciban.
Gracias otra vez Freyja, sabes que te aprecio mucho...

martes, julio 22

Leves acercamientos.


Lo observaba jugar en el parque...el cabello turbando su frente, los bracitos cruzados sobre el pecho. El la miró. Un hoyito muy nítido se dibujó en su mejilla cuando le sonrió. Salió corriendo tras una piedrita que alguien desplazó al pasar. El pensó...esa señora me mira, por que será? Ella no podía dejar de seguirlo con la mirada..era tan bonito. El cabello obscuro sobre su frente tan blanca . Los ojitos pícaros. El no estaba solo. Lo acompañaba alguien...pero no había mucha comunicación entre ellos, al parecer. Mientras daba vueltas alrededor de la señora...fué extendiendo sus bracitos haciendo un avión...y se acercó más. ...Que lindo perfume tiene...pensó. Me gustaría sentarme con ella y que me contara un cuento.


Ella al verlo más cerca, lo saludó con la mano y le hizo un guiño. El volvió a sonreir. Esta vez...con dos nítidos hoyuelos en su carita sucia. Cuando lo vió más cerca aún, le habló...Como te llamas?...Pablito, le contestó. Pero me llaman Lalo. Que lindo nombre, dijo ella....hubo varios Pablos importantes. Como yo! dijo el.Y vos, como te llamas? Me dicen Amy. Nunca conocí una Amy, dijo el niño. Bueno, ahora soy tu amiga...no?. Lo invitó con la mano a sentarse...El le contó que su mamá trabajaba...que venía muy cansada. No podía leerle cuentos. Era una indirecta que ella notó.


Bueno ...le dijo, te cuento uno cortito. Después tengo que irme.


Lo despidió con un beso en la mejilla. Y empezó a caminar rapidamente...casi corriendo hacia su casa. El cansancio que le había hecho sentarse para poder seguir su camino...ya no estaba. Y cada vez más apurada, sintió que una lágrima bajaba por su mejilla...Tal vez en esos momentos...otra amable señora le estaría contando algún cuento corto a su hijo. Ella siempre estaba muy cansada...cuando el se lo pedía.

jueves, julio 17

El perfecto equilibrio


Estaba en ese instante en el que los sueños todavía están vivos y algunos andan por la habitación y otros se cuelgan de las cortinas. No sabía en que momento su cerebro se puso a maquinar. Si es que algo hacía, sumido en ese limbo-sueño. Lo real, es que pensó en el equilibrio. No en ese tan dificil del cuerpo, no, ese no iba con su edad. Apenas si lograba caminar con cierta elegancia y sostenerse en pié sin ladearse.
Era el otro, el cerebral. Eso que uno debe hacer para no enloquecer.
Creía que como tenía muchos años, la vida le había mostrado todo lo que se podía ver. Pero no. Todos los días recibía algo nuevo que era como un empujón que lo desestabilizaba.
Algunos le decían que no escuchara la radio, no leyera los diarios, no mirara televisión…como un remedio para su viejo cerebro. El creía que eso no era bueno. El medico le decía siempre que este era como un músculo que se atrofiaba, si no le dábamos tarea para hacer. No queria cauterizarse escapando a las noticias…pero…
Se levantó lentamente, por costumbre se alisó con las manos los pocos cabellos que le quedaban, se vistió y fue para la cocina.
También por costumbre, su mano fue hasta la radio…pero esta vez, se frenó.
Y si fuera mejor no escuchar? Se podría cambiar por leer. Un buen libro ayuda al equilibrio mental. Si, pero le costaba mucho leer. Hacía rato que ni con anteojos lograba ver las letras. Mientras se servía el te, se le ocurrió escuchar música. Eso siempre le había gustado. Ah, no…recordó que ya no andaba ese lindo aparato que le había comprado a Lidia. Lidia! Si ella estuviera viva…al menos podía charlar con ella o discutir, que era un ejercicio bueno para la cabeza.
A que se debía este lio sobre el equilibrio? Sería por que había visto un circo anoche?...
Que manera tonta de complicarse…al final el no era tan insensato. Tenía sus cosas como todo viejo, pero bastante pasables!
Miró la radio y dijo…bueno algo hay que hacer, creo que es peor el silencio. Si hasta el canario canta cuando oye la radio…y con cierto respeto, la encendió.

miércoles, julio 16

La dulce pareja


Entraron...como dos novios que entran a cuento de hadas. Miraron alrededor con una sonrisa y se sentaron al lado nuestro. Por supuesto no estaban en un cuento, si no en un lugar donde se comía pizza y empanadas. Era una pareja de alrededor de 80 años el, algo más joven ella. Pidieron la carta. Recorrieron desde arriba hasta el fin toda la lista. Sin mirarse, la hicieron a un lado y muy serios llamaron al camarero.

Pidieron dos empanadas y un refresco para compartir. Esto se podía terminar en cuatro bocados. Ellos las cortaron en trocitos muy chicos y comenzaron a comerlas con el tenedor...despaciosamente, masticando cada miguita, cada pedacito de carne, con un deleite que hacía pensar que era la primera o la última empanada que comían en su vida.

Luego, miraron alrededor, dedicándole una sonrisa a los demás comensales. Cuando nos sirvieron la pizza, noté sus miradas. Eran muy dignos. Se habían puesto sus mejores ropas y no daban pena, si no simpatía.

Después de un rato, nuevamente sin mediar palabras, pidieron dos porciones de la pizza más económica. Y serena y lentamente, las comieron.

Se miraron...ella como preguntando...nos alcanza el dinero? El, sin hablar, asintió con la cabeza.

Pagaron, nos dedicaron una sonrisa tímida al pasar y se fueron del brazo, saludando a los camareros.

No pude evitar pensar, que tal vez que se habían gastado sus pequeños ahorros en esa salida de fiesta y que sin duda la disfrutaron con felicidad.

Le dije a mi esposo que pidiera una empanada para compartir. Comprendió el mensaje. Nos comimos media cada uno, mirándonos a los ojos como novios.

martes, julio 15



He recibido un premio que me otorga Paqui. Persona que me hace viajar por los lugares más recónditos y a la que quiero mucho. Se trata del "Premio Paracelso 2008" Es una alegria y un honor compartirlo con los amigos blogueros que me leen y a los que yo leo con mucho placer. Gracias. El Blog de Paqui: http://tierradenomadas.blogspot.com

jueves, julio 10

Mirada vespertina




¿Que tenía su absorta mirada vespertina, aquél día en otoño de hace hoy tres años? Era tristeza, desilusión, rencor...? La dejó pasear por los objetos, las personas y la calle, sin hablar, sin mediar ni un suspiro, ni una lágrima.

Se había enterado en ese instante de que ya no habría en su futuro las mismas risas de antaño. Que no sería lo mismo caminar por las veredas angostas de su barrio ni por las anchas avenidas de su alegría compartida.

Todavía no sabía que haría con su desencajado cuerpo...ni con sus manos, sus labios, sus palabras.

Era un abismo su mirada, ciertamente. Tan profundo y frío..como su alma en ese instante.

Así de pronto, se acabó su historia. Al menos la de su vida de hasta hacía un rato.

Quedaba por saber si habría mañana, que faltaba por andar. Cerró los ojos y como un milagro, sintió el calor del sol que partía, acariciando sus mejillas. Nada será igual, pensó, pero será la vida...

Eso me contó esta tarde. Me dijo que no estaba arrepentida. Que se gana su alegría, su sonrisa, medidas...por ahora. Que sigue adelante como sea. Que al fin, no es tan malo seguir haciendo nudos...para asegurar en el pasado lo perdido.

viernes, julio 4

Vorágine


Una vorágine...si, eso era su interior. Invadido por gentes, actos, sonidos y cosas...que lo empujaban y lo llevaban hacia los extremos de la alegría, donde quería quedarse, y la más absoluta y fatal tristeza, de la que cada vez, le costaba más salir. Lo peor es que estaba lejos de su posibilidad, hacer algo por el mismo. No eran sus actos, su proceder, ni siquiera su voluntad, los que preparaban sus días y noches...tan dispares, pero tan iguales.
Trataré de explicarlo. El era un luchador en potencia. A saber, tenía todas las herramientas para ser un triunfador, estudios, conducta, ansias de mejorar. Era amable, de buena presencia, inteligente , honrado y trabajador. Se podía pedir más?
Parece que si. Mientras a su lado los advenedizos, inservibles y trepadores de su entorno iban escalando posiciones, el no lograba terminar nada. Sin dudarlo, no era su culpa...se sentía perseguido, menospreciado. Conseguía algo...euforia, seguida de desencanto. Invariablemente, algo sucedía para hacer fallar sus logros.
Así estaba cuando encontró a su ex compañera de estudios. Se sintió mal cuando la vio, y pensó en escapar. Como la enfrentaba cuando le preguntara por su vida? Silvia seguro era una ganadora! Es más. Había nacido ganadora. Era linda, simpática, arrolladora, tenía títulos para repartir...y la última vez que supo de ella, era una consultora prestigiosa en todo el país y sus alrededores.
Se sentaron a tomar algo. El pensó en ganarle de mano. Como andan tus cosas? Silvia, empezó a contarle ...intentó ser brillante, pero el notó que se ponía tensa y que necesitaba sincerarse con alguien...sacarse el peso de aparentar. Le contó que se había casado, dejó todo para dedicarse a su casa. Se divorció...y empezó de nuevo. Su historia...era similar a la suya, o peor. Cuando por fin consiguió rehacerse de la mala, se le estaba viniendo abajo todo...desde la vivienda que alquilaba, su dueño se divorciaba y la necesitaba, hasta su relación con los "consultantes" que la veían peligrosa por su condición de "mujer" inteligente, bonita e...idónea.
Si, lo suyo era indudablemente, peor. Toda su vorágine, y más....pero en un cuerpo de "mujer" !
Se fue pensando...pobre , al menos en este mundo machista...tengo más posibilidades...y decidió seguir sin quejarse más.


viernes, junio 27

Antes y después


Siempre le pareció que en la vida...hay un antes y un después. Es decir, no uno...si no varios. Como esto es acumulativo, uno nunca vuelve igual de una situación, un viaje, una muerte cercana, un nacimiento...etc., esto sería, la famosa madurez.
En su caso, pensó, en lineas generales fue su salida del hogar paterno cuando se casó..y desde ahí, antes de los hijos, antes de los nietos, antes de los viajes, antes de la enfermedad, y después de todo eso. Sobre todo, antes del verdadero amor...pero de eso no se espera un después. Si no la eternidad en estado de gracia.
Sin duda que uno cambia...y mucho, con lo vivido. A veces para bien, otras para mal. Según la experiencia de cada uno.
El mas drástico de los cambios...se da en la enfermedad. Tener una de esas bravas y largas enfermedades, de las que hay que levantarse una y otra vez. De las que no se sabe si se sale ni como se sale. Ese cambio...que ella no le deseaba a nadie, era el más difícil.
En un principio, hay que cambiar la forma de vivir...no se pueden hacer cosas que antes se hacían...pero pronto se convierte en un cambio total.
Lo que antes parecía tan importante, ya no lo es...o no lo es tanto. Por supuesto hay un futuro más cercano...desaparece el largo plazo. Los colores son más brillantes, o lo parecen. La música es más hermosa...y los paisajes, y las plantas y las flores y los pájaros...y así hasta el infinito.
Bueno, tal vez le pasaba solo a ella. Era su caso.
Su corazón se abría cada vez más a todo lo bello y al amor que la rodeaba. Quería atrapar todo lo bueno que pasaba por su lado. Leer, escribir, en fin, que todo lo bello le entrara por los poros, la inundara de amor y paz...y que a su vez, no la dejara fuera de las penas y necesidades verdaderas de los seres con problemas de todo tipo...que había por el mundo. En una palabra...se iba espiritualizando hacia una persona mejor.
Descubrió...en el repaso de su vida...que no era tan mala su enfermedad. Al menos había algo positivo...Un camino a ser mejor persona. Si, se pagaba caro...pero también pensó...que había muchos que se creían inmortales, que hacían maldades donde fueran. A esos personajes...les vendría bien pasar unos días de incertidumbre sobre su futuro, un pequeño miedo mezclado con dolor. Digamos, un buen susto, no pedía mucho. Algo, que tan solo le cambiara el rumbo a sus vidas. Una piedra en medio del camino...para cambiar y ser más humildes, más honrados, más nobles... tal vez, más buena gente!

jueves, junio 19

No te permito


Es un muchacho buen mozo, simpático, instruido. Ideal. Lo conocí en una reunión de amigos.

Cuando me invitó a salir, me pareció natural. Habíamos charlado largo rato de cosas que teníamos en común. Decidimos ir a cenar una noche. Y fuimos.

Al llegar al restaurante, coloqué mi abrigo doblado en una silla, a mi lado. El se acercó y me dijo, me permitís? Colocó el abrigo colgando del respaldo de mi silla. Cosa que a mi no me agrada, por que puede caerse e incluso mancharse. Pero en fin...

Luego fuimos a la mesa de platos fríos...salad bar, fiambres, etc...Yo me serví pavita, carne fría, ensalada. El me dijo nuevamente...me permitís? Y agregó a mi plato..jamón . No me gusta el jamón...pero, otra vez...me callé...

Cuando comenzamos a comer, otra vez, me permitís? Y me sacaba del plato pavita, luego carne...Yo lo miraba con bastante reprobación...pero como si nada..el seguía hablando y pinchando con su tenedor...mi comida.

Hubo varios ...me permitís? más...pero para abreviar...me pidió vernos al día siguiente. Le dije que me llamara...por que no recordaba a que hora me desocupaba.

Por supuesto fue una excusa!. Mientras me preparaba para acostarme, recordé varias cosas que me habían hecho sentir como un perro enjaulado...sumiso, de esos que hacen pruebas paras los dueños.

Recordé una publicidad. En ella se ve la mano de una persona y uno de esos perros tipo bull-dog, una voz dice...Boby, dame la pata...el perro mira distraido...Boby, dame la pata, repite la voz. El perro mira como queriendo entender. Otra vez, Boby dame la pata...el perro mira con una cara muy expresiva...como mandándolo a pasear...se da media vuelta... y se va.

Eso, me alertó....Al otro día cuando me llamó...le dije, no, no te permito!

lunes, mayo 26

De vuelta a la vida


Durante días, había estado viviendo como en tinieblas. Es decir, el tiempo pasó como un fantasma lento y desencajado alrededor suyo y ella no sabía en que día estaba ni cuánto dormía, si es que dormía...por que se le confundía el sueño con la realidad. Esto último era una bendición. Era preferible estar en esa nebulosa...

Pero de pronto, no sabía por que, se sintió despabilada y ,si no con ganas, dispuesta a seguir su vida. Recordaba que todo empezó cuando Javier le habló del viaje. Era un viaje largo y lo explicó con gran entusiasmo. Le dio lujo de detalles y le describió los lugares, tan bien, que ella creyó que alguna vez había estado ahí.

Lo malo, es que no la incluía. Le dijo que era de trabajo, que no podría atenderla, que la empresa le pagaba sus gastos, pero yendo los dos, perdería dinero y ...etc, etc.

Literalmente, se le cayó el mundo. No solo estaba muy enamorada. Su relación era profunda y apasionada. Cada día, al separarse, tenía que hacer grandes esfuerzos para volver a ser ella y borrarse de la memoria los besos de fuego, las caricias interminables que la hacían temblar de deseo, sus palabras de amor...

Cuanto duraría el viaje?...No se, un mes . Tal vez más...Como haría para vivir sin volverse loca ? Nos hablamos...dijo el. No todos los días...tal vez no pueda...pero podemos mandarnos mails...

Así fue...no quedaba otra...La empresa fijó la fecha. El no quiso que lo despidiera. Dijo que no podría soportar verla diciendo adiós....

Se quedó sola. Rumiando su tristeza, soportando su insoportable soledad.

No duró mucho...Al día siguiente de su partida...supo que el avión nunca llegaría.

El accidente ocurrió en pleno vuelo. Nadie sobrevivió.

Su familia no la dejó encender la radio, ni la televisión. No se compraron diarios.

Ella se hundió en llanto y desesperación. Su familia, en el fondo agradecía que ella se hubiera quedado.

Por eso no sabía cuantos días pasaron hasta esa misma, después supo, mañana.

La madre, contenta de verla salir de su pozo, le hizo una rica comida...y le entregó la correspondencia y la larga lista de llamados de sus amistades.

Leyendo las condolencias y las notas de ánimo de sus amigas...descubrió algo que la dejó extrañada...una de sus mas queridas amigas, no figuraba en las cartas...ni en los llamados....

Cuando le preguntó a la madre...fue ella la que en medio de llantos, le contó que esa amiga, estaba con Javier en el avión...

Al principio no entendió...y se largó a llorar...hasta que una lucecita se le apareció, y terminó por cambiar su pena en terrible ira!!

Los muy infames!! Un mes!! No vengas a despedirme!!

De pronto, se levantó, se lavó la cara, se arregló un poco...y salió al fresco de la tarde...cada vez más aliviada...y con más ganas de vivir....

lunes, mayo 12

Al fin se terminó


Para todos mis amigos de blog, a los que considero grandes amigos, aún sin blog mediante. Por fin se terminó!! Al fin solos!! Todavia invade la casa el olor a pinturas, revestimientos, etc. Pero se fueron y el alivio nos gana. En estos días que se me hicieron años...pasaron muchas cosas...hasta la muerte de mi querida gatita Elis, a la que queríamos mucho y extrañamos desde el alma. No fué culpa de la pintura...pero se agregó al caos general.

Ahora tenemos que descansar y reponernos. De todos modos estamos muy contentos con el resultado. Decidimos colores jugados, salmón y lila, con puertas, ventanas cortinas, revestimientos y muebles blancos. Pasaremos un invierno alegre y cálido. Al menos eso esperamos.

Decidirse es difícil, y después trae arrepentimiento durante las obras. Cuando todo termina...es un gran alivio. Ahora tengo que ponerme al día con todos mis amigos blogueros (a los que extrañé mucho). Prometo ponerme mañana mismo a leer sus "queridos lugares de encuentro" y agradezco las palabras de aliento de todos ustedes.

Un abrazo grande....

martes, abril 15

Obras en casa


Pasamos varios meses conversando sobre cuando y como pintar la casa. No llegaban a ser discusiones...pero casi. Los hombres son fóbicos a cualquier cosa que pueda transformar su rutina en caos. Bueno, las mujeres también, pero estamos acostumbradas a sufrir trastornos de todo tipo e inconvenientes varios y lo soportamos con real entereza.
Lo de los colores y el tipo de arreglos y pinturas, no llevó tanto tiempo. Lo que sí fue bravo, era decidir en que momento lo hacíamos.
Poníamos una fecha estimativa, y enseguida me la cambiaba por...en esos días la operan a tía ...y no vamos a dejar a los pintores solos! O...si, pero es la peor época para mi trabajo...sabes que llego cansado. No me extiendo en esto por que las excusas eran tantas...
Probé con, me deprime ver la casa así. Seguí con ...te imaginas que lindo va a quedar ? Me puse más firme y le salí con...no quiero que venga nadie hasta que no pintemos! Probé desde otro ángulo. La casa tiene vida y me pide a gritos que la ponga linda! No escuchas los crujidos que hace?
La cosa se iba dilatando.
Un buen día, me aparece una mancha en el techo de la cocina. Dios me había escuchado! Se arreglaba ya! Antes de que la cosa se empeorara. Consulta de técnica...y ya, a pintar.
Gran alegría de mi parte...cara de fastidio de el.
Está quedando precioso! Vivimos como los indios en sus peores épocas, comemos emparedados cuando la vecina no está y no puedo cocinar. Y mi esposo...ya está más contento. Lo que se termina le va dando aliento.
Pero nada es perfecto. Mi gatita juguetona, no sé si por stress o por la pintura, se enfermó. La veterinaria me hace ir todos los días para tratamiento. Por ahora no está nada bien. Tengo una perrita muy vieja, que no sabe donde ponerse y lo hace en los lugares más errados. Pegada a una puerta recién pintada o durmiendo sobre los escombros.
A esta altura...no sé, está quedando lindo...pero el costo me parece elevado...Entre nosotros, cada día le doy un poco más la razón a mi esposo. Después de todo...la casa estaba fea...pero nosotros vivíamos tranquilos y los animalitos también!!

martes, abril 8

Escaleras de la vida


No es , nunca fue, para nada fácil, pensar en la vida como si fuera un sube y baja...mejor, una escalera. Uno tiende a pensar que siempre estará subiendo. Al menos...varios escalones, luego uno o un par de retroceso, otra vez hacia arriba...etc. Pero la vida se empeña en contradecirnos y a menudo nos vemos retrocediendo, más rápido de lo que subimos...y más escalones de los pensados. Los viejos dichos de...la vida se cobra lo que te da, no hay mal que por bien no venga, ya vendrán las vacas gordas....Son muy simpáticos, pero no alcanzan para consolarnos.
Ella estaba en ese estado...digamos, bajando más que subiendo. Cada vez que lograba algo bueno, o relativamente bueno, detrás venían los bajones. Malas noticias, enfermedades varias propias y ajenas, en fin, mala onda que le dicen. Su optimismo era a prueba de catástrofes. Protestaba, pero seguía firme en su nave-escalera.
Estaba tan ocupada en sus pesares, que ya no recordaba qué soñaba. Era muy malo para ella. Siempre confió en sus sueños para separar lo terrenal de las ilusiones oníricas...y darse un descanso.
Lo malo, es que sabía que soñaba. Es más. En cuanto despertó, supo que un sueño la rondaba...y aunque preparó el desayuno tratando de recordar...aunque retardó la lectura del diario esperando que su sueño se abriera como una flor...no hubo caso.
Decidió no desenredar sus hilachas nocturnas y salir para su trabajo.
Cuando abrió la puerta y vio las escaleras...recordó de pronto lo que buscaba. Si, había soñado con eso! Una larga escalera casi en ruinas y ella subiendo contra un fuerte viento que la empujaba. No abrió la puerta del ascensor. Trató de seguir recordando...si, en el sueño ella lograba seguir hacia arriba y llegar a lo que era su meta....
Era ese su sueño? O lo estaba soñando ahora? Por si acaso...cerró los ojos y se metió en su día ...con toda su fe intacta.

jueves, marzo 20

Los pastores


Estaba sentada en la plazoleta. Meditando, o mejor, rumiando sus pesares. Llevaba varios días así. Se le había acabado la paciencia? Las cosas no habian empeorado. No. Pero ultimamente se fueron paralizando. Le parecía que se trnsformaban en cuadros estáticos. Que ya nunca se moverían. Seguía en un circulo sin salida. El dinero no le alcanzaba hasta fin de mes. Como tenía que comer...se endeudaba. Cobraba su sueldo...devolvía lo prestado...y otra vez a comenzar.
Vió más gente que de costumbre en la plazoleta. Pero no se quedaban. Pasaban todos hacia el mismo lugar. Se animó a preguntar que pasaba. Le contestaron que venía un Pastor a predicar.
Como no tenía apuro, decidió ir a ver. No tener que encerrarse en su pequeña habitación, ya era motivo suficiente.
Allí se encontró con una multitud que esperaba al pastor, mientras escuchaban música, bastante alegre, y veian desfilar decenas de artistas que actuaban para ellos. Pensó...que Cristo no se valía de eso para congregar a sus ovejas...pero la gente parecía muy feliz moviéndose al compás de la música.
Se dió cuenta de que el pastor no quería sermones...si no alegria...
Siguió sus pensamientos...y se encontró reconociendo que quizá tenía razón. Ultimamente necesitaba un poco de movimiento, de música.
Esto duró casi cuatro horas...Aprovechó para conversar con algunas personas a su alrededor y todos parecían más entretenidos...que convertidos. Como en una gran fiesta al aire libre.
Cuando iba caminando para su casa, comprendió que si de toda esa gente, que era mucha, habia solo algunos que lograban salvarse de sus pesares por un rato...valía la pena ese gran montaje, esas arengas, esa música delirante...aunque nadie se sintiera más bueno o más cerca de su amor a Jesus.
Ella, por su parte, hizo como siempre. Fué hasta una iglesia casi solitaria, y se sentó en la penumbra a conversar con Dios. Era su forma de encontrarse con el.