sábado, enero 16

Registro de verdades a medias...


...Por que la verdad, es difícil de explicar. Cambia para cada uno a su manera. Está claro!, le dije, mi verdad no tiene nada que ver con la tuya.

Estos cambios de parecer, venían repitiéndose desde el principio.

Carla era ...no podía decir...amiga. Una conocida de la juventud que un día de mucho calor, se me había aparecido en casa con una valija, pidiéndome que la "aguantara" unos días. Según ella...se había peleado con sus padres. Aunque, en otro momento, también me dijo que se habían separado.

No sé si a causa del sopor que me causaba la temperatura...o si no estaba en mis cabales...le dije que se quedara.

A partir de ese día...comenzaron las enumeraciones filosóficas acerca de la verdad. Estaba tan obsesiva con esto como para hacerme pensar que muy coherente no era.Todo lo evaluaba así...la verdad, es esta...por que lo otro no lo es.

Un día decidí ir a visitar a una familia amiga. En seguida se anotó para acompañarme. No me causaba gracia...pero, lo permití...quizá para no empezar otra vez con la filosofía de entrecasa.

Mientras hacía la fila para comprar los boletos del tren, le pedí que comprara unos emparedados y gaseosas. El viaje era largo. Le dí un billete grande, para tener cambio chico para el camino.

Volvió a los pocos minutos. Hablaba hasta por los codos de cualquier cosa. Como no me daba el vuelto...se lo pedí.

Me dijo muy suelta de cuerpo...que lo había perdido! Conté los pasos hasta el negocio donde había comprado...y no pasaban de veinte.

Como podes haber perdido un vuelto en unos pasos?...No sé, me dijo. Pero miraste por el suelo?...Si, bastante. No había tardado nada...así que...Contestó muy firme...es la verdad...si no me crees...

No dije nada...cuando llegamos a casa, tomé su valija, abrí la puerta y le señalé la calle. Te vas ya mismo!

Pero...como? Entonces no era verdad que eras mi amiga?...

Le dí un empujón y cerré la puerta. Juré no volverla a abrir mientras hiciera calor...no quería repetir tonterías.

Me puse a llorar, no sé bien por que...La verdad? Tenía ganas de gritar.

16 comentarios:

La Calderón dijo...

Querida Alicia, "Los amigos son ángeles que te prestan las alas cuando te has cansado de volar".
No se de quién es ésta frase, pero si sé, que tus alas, aún harán volar a más de un amigo, porque tienes la fuerza, porque tienes la fé, y porque en tu corazón anida el amor, y además, porque tienes tambien el amor de tu familia y de la legión de amigos con los que cuentas.
Esa amistad del relato, que habías albergado en tu casa, realmente ¡No valía la pena!
Admiro tu fuerza y me encanta lo que escribes y como lo haces...
No olvides que te quiero mucho, y aunque no soy un ángel, mis alas están a tu disposición...Un gran abrazo...
Susana.....

Roberto Esmoris Lara dijo...

Qué lastre...y aunque sea una ficción, cuantos vampiros (y vampiras)acechan las almas generosas. Como dicen los sabios del barrio: "si te costó un vuelto ganaste plata".
Manitaquerí, te sigo abrazando con el alma. Domingo feliz con familia y amigos y que la semana comience llena de esperanza.
Te quiero, Yiyita

Alicia M dijo...

SAusana querida...tu visita me llena siempre de alegría. He dado todo lo que he podido...no me sale otra cosa...pero me han devuelto tanto...que me está avergonzando. Gracias a todos...por tanto amor, tanta ternura y afecto!! Los quiero mucho ...y te mando un gran abrazo y beso, Susanita, deseándote salud y paz...que es lo mejor que se puede desear.

Alicia M dijo...

Manitoquerí, en mis noches de desvelo...se me dá por escribir historias locas...pero como creo que todo lo que tenemos dentro nuestro...debe salir...
Gracias por estar atento a mis tonterías...Y gracias otra vez por lo que sos. Te quiero...manito menor...Un beso

Roberto Esmoris Lara dijo...

¿"tonterías", Yiyita? valiosas historias de vida escritas con tono exquisito y un don de observación inteligentes....y ademá, de mi manitaquerí.
Abrazo, bien fuerte, pero bien fuerte.

ana. dijo...

Este post habla de verdades segun el punto de vista y también del calor, claro. Estoy de acuerdo: el calor influye en nuestra perspectiva de verdad :)...hace calor y yo te quiero mucho pero...te acordás ese día de julio que nos dimos el primer abrazo?? que frío hacía!!! me ayudaste con infinita ternura a dar tres vueltas a mi bufanda estirada y con temperatura bajo cero también te quise...así que esa verdad no varía ni con la temperatura, ni con nada te quiero Yiyí y estoy con vos siempre como te lo dije el primer día.

Adoro que escribas. Un abrazo interminable.

La Calderón dijo...

Querida Alicia, he publicado tu árbol de la vida en mi blog,lo tomé, pues decías que era para compartir. He recomendando que te lean, se que hay muchas personas que se sentirán complacidas al hacerlo.
Un besotazoooooo...
Susana............

Alicia M dijo...

Gracias Susana. Siempre tan buena amiga...Todo lo que sirva para distribuir amor...sea bienvenido!
Besos.

Trini dijo...

Pues la verdad es que hizo lo correcto. Cara duras así no hay verdad que las sostenga. Menuda fresca.

Abrazos

Roberto Esmoris Lara dijo...

Pasaron dos meses y muchas cosas desde este post, pero estuve viniendo a cada rato para "limpiar el polvo". Espero que vengas a recorrer tu casita ahora que estás de regreso y que encuentres mi abrazo manitaquerí, besos Yiyita

Roberto Esmoris Lara dijo...

El comentario anterior se lo dejé a las 12:10 del viernes 12, día de su regreso a casa. Mi manitaquerí fallecía unas pocas horas después y no llegó a leerlo. Ella planeaba descansar un poco y dedicarse a responder mensajes y a visitar su blog tal vez para deleitarnos con alguna historia cálida y llena de luz.
abrazos y mi agradecimiento a todos sus amigas y amigos que , me consta, la hicieron muy feliz.

La Calderón dijo...

Querida Alicia ¡SÉ QUE ESTAS AQUÍ!
Como también se que estas en el corazón de todos los que de una manera ú otra, hemos pasado por tu vida.
Tu inmenso cariño, tu amor por las pequeñas y grandes cosas, la ternura que se traslucía en tus palabras, tanto cuando te leía, como cuando teníamos ésas largas conversaciones por teléfono, y yo se que tú sabes, porque nos ves, porque nos oyes, porque aún tu espíritu flota sobre todos los seres que amas, puesto que ahora puedes volar y estar en muchas partes casi, casi al mismo tiempo, que visitaba tu casita en forma muy asidua, era una manera de acercarme a tí, sin atreverme a interrumpir en tu vida después que te llamé al hospital, porque con toda la naturalidad del mundo me dijiste lo que pasaba, pero todavía guardabas la esperanza del abrazo a Rel en Mar del Tuyú.
Yo venía a darle de comer a tu simpática ratita y a jugar con ella.
AMIGA, QUERIDA AMIGA, no importa la cantidad, sino la calidad, y en éste breve período de tiempo en que nos hemos tratado virtual y telefónicamente, has sabido dejar en mí, álgo que no se borrará jamás...Hasta siempre Alicia, ya nos hemos de encontrar, todo es cuestión de tiempo.
Alejandro, te agradezco infinitamente, que nos permitas gozar de las cosas que tu mami escribía, solo me queda decirte, que en un fuerte abrazo, pero muy fuerte, te envío mi solidaridad, por ésta tremenda pérdida que ha sufrido toda la familia....
Susana.........

Trini dijo...

Alicia, he llegado a leerte y me entero que no estás, que viajaste lejos y que dejaste tu casa abierta para los que te conocimos y admiramos y ahora nos dolemos.
Me voy muy triste. Mucho.

ana. dijo...

te extraño amiga y te recuerdo cada atardecer de domingo a la hora exacta de nuestro infaltable encuentro telefónico. ojalá estuvieras cerquita para ayudarme a comprender el abandono, sólo vos podrías ayudarme. gracias por tu abrazo generoso y por lo que le regalaste a mi alma.

ana. dijo...

siempre en mi recuerdo y mi corazón (12-03-2013)

ana. dijo...

Yiyita, querida. amiga del alma. tu hermanitoquerí ya está con vos jugando en el portal. los veo recorrer la vereda con el triciclo sepia. los amo profundamente.