viernes, diciembre 11

Desde el agua


Desde el agua, la realidad parece distinta...más idílica...como uno la imagina en los mejores momentos. Además...está ese silencio apenas acariciado por el rumor del agua. Todos parecen felices. Los colores más difumados por el vapor y el sol y un aroma como a paz, que no se puede definir.
Le gustaba quedarse en el bote mirando sin mirar. Como en un entresueño. Dejar volar libremente su imaginación...sin los condicionamientos que cada día se le acumulaban.
Era una especie de Paraíso, pensó. Sin nada que la interrumpiera, sin teléfono, sin gritos. Las risas y juegos lejanos, sonaban bien. Casi como música de fondo.
Entonces volaban sus fantasía, sus mejores recuerdos. Los aromas de la infancia..las voces de sus padres, los hoyuelos de las sonrisas de su hermanito y luego los de sus hijos como una herencia de alegría.
Pucha que vale la pena vivir...o haber vivido para verlo!! Pensó que la vida es sabia y nos va llenando de muletas para soportar lo malo. Así es como te prepara para soportar ciertas cosas...que bueno, son bastante insoportables.
Estaba tratando de tomar una resolución. Una vieja amistad que le había fallado malamente, la llevó a tomar distancia, a sentirse mal. Si, por lo pasado, pero también por ella. Cada ser que estuvo a nuestro lado como amigo, y aún como conocido, es parte de nuestra vida e irremediablemente, cuando se va...nos queda un vacío en algún lugar.
Si bien había esperado la disculpa del otro...resolvió que si esa persona era inconsciente del daño hecho...de la tristeza del otro...ella no podía ser igual. No sentía rencor...era decepción.
Por supuesto, la iban a criticar...como pudiste perdonarla? Con lo que te hizo!! Que importaba...Ella se sentiría mejor, más pura, más leve, y lo que ella quería...era volar. Que su mente pudiera viajar liviana de equipaje. Como esa gaviota que la saludaba con sus alas blancas.
Estaba cansada y su cuerpo y mente le pedían un rato más de paz. Pero cuando se toma una decisión, buena o mala, no hay que demorarla.
Tomó los remos decidida a acercarse a la tierra, aunque esta se viera más despiadada en su realidad cercana.

13 comentarios:

ana. dijo...

Que hermoso regalo!!!...porque para mí es un regalo que escribas Yiyî. Y sabés que te esperaba, no?

Tu sereno texto desde el agua me recordó una partecita de un poema de Neruda: "Estoy mirando, oyendo,
con la mitad del alma en el mar y la mitad del alma en la tierra,
y con las dos mitades del alma miro el mundo"

Te quiero muuuuucho.

Roberto Esmoris Lara dijo...

Y además el agua tiene la virtud de reflejar la tierra y espejar el cielo. Y nada se pierde moviendo los remos, sólo tiembla la vida en ondas por un breve momento.
Manitaquerí, gracias-gracias-gracias
Besos (y antiguas risas con "pocitos en las mejillas")

Celia Rivera Gutierrez dijo...

Querida señora Alicia, venia a dejarle un saludo de navidad y usted me ha dado un gran regalo con su texto que refleja tanta serenidad de un alma pura y cristalina reflejada sabiamente en el agua.

Me pregunto ¿que pasa en nuestro mundo que no se le ve mejoras si existen tantas personas como usted dando amor?.

Gracias por compartir, y de todas maneras le dejo mi modesto texto

Para Alicia Esmoris Lara
La hermana de Roberto
Que tiene tierna el alma
Como su hermano maestro
Roberto Esmoris Lara

Que la luz la acompañe siempre
En toda lo que tenga de vida
Y que en esta navidad
La llene de alegría
El Niño que nacerá
Y llene su corazón
De lo que ella más ama
Que es toda la humanidad


Un gran saludo señora Alicia
Espero que la humanidad aprenda a amarse un poquito cada día y que estos días de recogimiento humano sirvan para traer luz al alma de todos y aprendamos a ayudarnos mutuamente. Un abrazo

Celia

Alicia M dijo...

Anita...mi dulce osito de peluche...te quiero mucho...y solo tu alma sabe cuanto...Gracias por tu compañia, por tu dulzura, por tu cariño...tranquila mi tesoro...todo está en orden y Dios está con nosotros. La vida vale la pena...no?. Todo mi cariño...y besos.

Alicia M dijo...

Manitoquerí...hay cosas que ni la más...brava, por decirlo suave, de las contingencias que a diario nos agreden...puede doblegar...son los recuerdos,las cosas bellas que nos llenan el alma...Podrás creer que el sonido de tus risas de niño...aún me suenan en algunos momentos de mi vida?...Es así. Solo que sé, que ahora tengo menos fuerza para defenderte de las agresiones...pero la sabia naturaleza te hizo fuerte..para que me defiendas a mi....te quiero mucho manito!!!

Alicia M dijo...

Querida Celia...nueva amiga...o tal vez desde siempre amiga, ya que las almas que se acercan...por algo será...
Gracias por sus palabras y por los comentarios que le deja a mi hermanito del alma...siempre los sigo, no se crea que no...sigo siendo su angel de la guarda de puro testaruda...
Le deseo lo mejor. Una bella y sana vida llena de amor y esperanza. La gente buena debe juntarse para bien de todos. Gracias por agregarse a mis cariños. Recibo con amor y alegría...a todo corazón que se una a nuestra cruzada...que Dios la colme de felicidad...
Hasta siempre amiga...Besos y abrazos!!

Goliardo dijo...

Definitivamente, el agua es la vida: parece quieta y siempre se mueve, siempre igual y siempre cambia, es nuestro primer ámbito, el ideal, siempre es saludable flotar en ella sin preocupación, o tomar los remos y remontar las aguas hasta la orilla. En todo caso, siempre me gustó contemplar el paisaje acuático desde este bote bien guiado: no hay tormenta que lo hunda.
Besos y abrazos, nadando estilo croll.

Alicia M dijo...

Querido goliardito mio. Uno trata de mantenerse a flote...es el famoso sentido de supervivencia, creo. A veces cuesta mucho. Pero me parece más digno luchar...que entregarse como un conejo asustado. Hay que pelearla siempre. Hacérsela más difícil al destino...aunque sea para quedar como un héroe..cuando la lucha acabe. Una hermosa zamba decía...Si ofrezco cara la vida, tal vez se asuste la muerte... siempre me gustó...
Un beso muy amoroso para todos...y un abrazo que los contenga con todas mis fuerzas!!!

La Calderón dijo...

Querida Alicia, un gran ejemplo de templanza, de fuerza espiritual, de energía vital se desprende de tus palabras, te quiero mucho.
Un día de éstos, talvez hoy te llame para que podamos hablar de ésta larga ausencia.
Un gran abrazo y un fuerte beso para tí y para todos los que te quieren, que se que son muchos.
Susana..............

Alicia M dijo...

gracias Susana!!Tus visitas y tus llamados son bienvenidos. Estar en esta brava lucha y no perecer...es cuestión de paciencia y templanza. Espero no perderlas nunca...Un abrazo grande y espero...que hasta pronto!
Besos y mis mejores deseos para ti y tu familia, amiga mia.

dante b. dijo...

Revisando viejos posts encontré un mensaje tuyo en uno de mis blogs...Paso por aquí para saludarte después de tanto tiempo.
Soy de un signo de agua, así que todo lo que venga de ella me parece bueno.
Felicidades

Alicia M dijo...

Gracias Dante. El agua es un conducto hacia todo. Y no hay nada más calmante que estar sentado en una embarcación, en silencio, dejándose acunar por ella.
Gracias por tu visita...hasta pronto

Candidatos concejo dijo...

Bendito regalo, que nos da vida, que nos enseña a vivir que es mi vida, por la que vivo.